martes, 24 de noviembre de 2009

Yves Bonnefoy (1923)



 El Dios desconocido. Jacques Bedel. 1987.

II
Dios,
Lo que aquellos teólogos llaman Dios,
Busca. Él sabe que nada tiene, me dicen,
Reconocer, nombrar, construir,
Sabe que ni siquiera lo imagina, no lo alcanza.
Esperar,
Sabe que es más que él. Aguardar,
Sabe que es más que él,
Percibir a lo lejos, gritar,
Precipitarse con brazos abiertos, en un llanto,
Sabe que es más que él.

Y hablar,
Decir :  « Vamos, toma,
Mira, no llores,
Ve a jugar »,
Sabe que es más que él.
Decir : « Bebe »,
Inclinarse hacia el niño como quisiera hacerlo,
Pero de forma diferente,
Con manos para tocar su llanto,
Solo con la esperanza y todo el temor,
Sabe que es más que él.

Afuera, sin embargo,
Hay voces. Afuera :
« Ven, es tarde,
Acércate. » Él escucha,
Pero es lo que lo invisible, lo que la vida
Muran, en la más simple de las palabras.

Sabe que por más que
Tome una mano,
La mano no estará entre las suyas.

Dios,
Lo que llaman Dios, el sin nombre,
Busca. Lo oyen merodear
En el grito del pájaro herido, en el aullido
Del animal cautivo.

Los teólogos saben, pues,
Que Dios se les acerca
Día y noche; que se desliza en sus pupilas
Cuando abren los ojos. Se convencen de
Que quiere sus recuerdos,
Su alegría,
Que quiere despojarlos hasta de su propia muerte.

Y todo su pensamiento, toda su vida,
Consiste en rechazarlo, en decir no
A esas manos inmensas.
“Aléjate, gritan,

Aléjate en los árboles,
Aléjate en el soplo errante del viento,
Aléjate en el azul y el ocre rojo,
Aléjate en el sabor de los frutos,
Aléjate
También en el cordero trémulo del sacrificio.”

Y van bajo los árboles,
Agitan las banderolas de colores.
“Vamos, aléjate, gritan,
Ve, desespera,
Vamos, levántate, vete,
Eres el animal furtivo de corazón condenado en la noche.

Suelta la mano que tomas,
Ella tiene miedo.

Tropieza, vuelve a levantarte,
Corre, niño desnudo abrumado por las piedras.”




Les Planches courbes, Mercure de France, 2001.



1 comentario:

  1. "Poetry may makes us from time to time a little more aware of the deeper, unnamed feeligs which form the substratum of our being, to which we rarely penetrate, for our lives are mostly a constant evasion of ourselves."

    T.S. Eliot

    Love you sister...hard to believe that we are basically atoms and vaccum (thanks Democritus)

    ResponderEliminar